En nuestra vida cotidiana el estrés y las agresiones externas (contaminación, polvo, etc.) provocan una tensión de nuestros músculos y con ello la reiterada repetición de ciertos gestos y expresiones que pueden provocar el bloqueo de cierta musculatura facial.

En La Rosa Negra Spa se trabaja principalmente la liberación de constricciones, tanto dentro de los músculos faciales como del tejido conectivo. La piel se suaviza y flexibiliza, las glándulas son estimuladas, las fibras musculares se fortalecen, se aumenta la circulación de la sangre, se calma los nervios, retardan el nacimiento de las arrugas y embellece el cutis.